Alps - Alpes - Alpi - Alpen - Alpe

El orden de las cosas

El nacimiento del naturalismo europeo en su aspecto normativo y propositivo tuvo lugar a mediados del siglo XVII. Más tarde, en el siglo XVIII se produjo una verdadera mutación epistemológica. En una visión típica de la cultura occidental de la naturaleza, asistimos al "Grand Partage", "the Great Divide" separación entre naturaleza y cultura, división entre el espíritu científico y el espíritu pre-científico, de la que habla el antropólogo Philippe Descola (Más allá de la naturaleza y la cultura). Esta división de la naturaleza, esta taxonomía general del mundo, corresponde a lo que Michel Foucault describe en su obra "las palabras y las cosas"

« El mundo a la vez indefinido y cerrado, pleno y tautológico de la semejanza se encuentra disociado y como abierto en su medio; en un extremo se encontrarán los signos convertidos en instrumentos del análisis, en marcas de la identidad y de la diferencia, en principios de la puesta en orden, en claves de una taxinomia; y en el otro, la semejanza empírica y murmurante de las cosas, esta sorda similitud que proporciona, por debajo del pensamiento, la materia infinita de las particiones y las distribuciones. Por un lado, la teoría general de los signos, de las divisiones y de las clasificaciones; por el otro, el problema de las semejanzas inmediatas, del movimiento espontáneo de la imaginación, de las repeticiones de la naturaleza. Entre los dos, los nuevos saberes que encuentran su espacio en esta distancia abierta. »

Las montañas no escaparán a estos principios de clasificación sistemática.

Introducción

Al igual que las fronteras, la división interna de los Alpes, cualquiera que sea el criterio elegido, es un viejo problema a la hora de describir el alcance de la sistematización de los Alpes y a menudo es tratada de manera muy diferente por varios autores, así como por cada nación alpina. Muchos geógrafos han puesto de relieve la espinosa cuestión de la definición de los Alpes, así como sus límites. Uno puede estar de acuerdo con el geógrafo Werner Bätzing, quien subraya que "no existe una definición oficial única de los Alpes..." y añade: "... también la cuestión de la división interna no se decide por consenso ". Esto es cierto para todas las montañas.

El objetivo de este estudio es comparar múltiples conceptos y matices existentes desde una perspectiva histórica (sistema y método o no). En nuestro caso, este trabajo de nomenclatura corresponde a una objetivación del espacio alpino. Pero es interesante notar que hoy en día, una descripción sistemática de la cadena, macizos por macizos, no es un ejercicio obligatorio en los resúmenes dedicados a los Alpes como los de Paul Guichonnet, Paul Messerli, Werner Bätzing o Rémy Knafou.

Aunque muchas de estas subdivisiones son orográficas, algunas toman en consideración otros criterios como límites administrativos, geológicos, biogeográficos, ecológicos o se caracterizan por regiones naturales incluyendo clima, vegetación, hidrografía, geomorfología con características antropográficas.

En cuanto a la orografía, actualmente no existen normas para clasificar los macizos del sistema alpino. Si uno busca crear la estandarización, sin duda se pueden encontrar muchos elementos comunes en las diferentes subdivisiones presentadas en esta sección, pero la cita del geógrafo-mapper Eduard Imhof, dando su opinión sobre los límites geográficos entre los Prealpes suizos y la meseta suiza, « Cada subdivisión orográfica, si bien obtiene la aprobación de algunos geógrafos, es normalmente impugnada por otros " ilustra perfectamente la dificultad de encontrar un consenso.

Notas sobre las subdivisiones orográficas

En general, las subdivisiones principales difieren en tres aspectos:

1. Por un lado, el examen de los límites orográficos puros y, por otro, los límites orográficos y geológicos mixtos.
2. El uso de un proceso definido, un método específico, en particular Strzygowski, Mang, NRS y Mattmüller, o ningún método.
3. El principio de dos o tres secciones principales (Alpes occidentales y orientales o Alpes occidentales, centrales y orientales), en el caso de subdivisiones confusas.

Los sistemas montañosos son objetos orográficos característicos de la superficie del planeta.
Geológicamente hablando, una cordillera es la parte superior de un orógeno(*) o, si se quiere, una región elevada y plegada de la corteza terrestre.
Tenga en cuenta que incluso si esta parte superior eventualmente se erosiona, de modo que la superficie de este orógeno se ha convertido en una llanura, el orógeno todavía existe.

Los continentes están compuestos de orógenos, por lo menos uno, por lo tanto el continente y el orógeno son más o menos lo mismo, incluso si no hay montañas en absoluto, e incluso si el continente está bajo el mar!
Por lo tanto, podemos ver que un orógeno no tiene siempre una relación con una cadena montañosa.

En el caso específico de una subdivisión orográfica, tener en cuenta los aspectos geológicos de una cadena montañosa es claramente erróneo. Los geólogos serios no lo harían, porque saben que los límites geológicos, ya sean de naturaleza litológica o tectónica, no siempre son idénticos al límite entre dos montañas.
Digamos que la subdivisión de una cordillera es un problema de separación entre dos montañas.

Algunas fases importantes

Desde la antigüedad y sobre todo durante el Imperio Romano, los Alpes se dividieron en provincias, pero fue en el siglo XVI cuando Josias Simler, pionero en este campo, intentó formar un conjunto coherente de este territorio.

Sin embargo, estas cuestiones comenzaron a ser estudiadas a partir de mediados del siglo XVIII y en mayor profundidad en el siglo XIX con la llegada a estas montañas, en un momento en que el conocimiento científico estaba evolucionando, de viajeros eruditos. Más tarde, con el turismo y la aparición de topo-guías (individualización de macizos) el trabajo de nomenclatura de macizos ocupa un lugar muy destacado.

Durante este período, los macizos se agruparon en torno a criterios definidos por una literatura que tenía en cuenta las antiguas provincias romanas. Del mismo modo, la toponimia vernácula de los macizos no está necesariamente vinculada a la cumbre más alta.

Bipartición y tripartición

Desde un punto de vista general, se utiliza el concepto basado en 2 grandes espacios geográficos, los Alpes Occidentales y los Alpes Orientales, de inspiración geológica, y más frecuentemente utilizado por autores alemanes y austriacos. Otra propuesta es dividir los Alpes en tres partes: Alpes occidentales, centrales y orientales. Los Alpes centrales se limitan a menudo a los Alpes suizos.

Estas propuestas no siempre tienen un método bien definido.

VARIAS DIVISIONES DE LOS ALPES DESDE LA ANTIGÜEDAD HASTA HOY:

siglo XVI

siglo XVIII

  • 1779 : HORACE-BÉNÉDICT DE SAUSSURE  (Voyage dans les Alpes)

siglo XIX

siglo XX

siglo XXI

Subdivisiones administradoras

Subdivisiones ecologicas


Special thanks to Dr. Roderich Mattmüller for his advice, support, documentation and confidence.

Notas*:

orògeno: griego (oros significa "montaña" y génesis significa "creación" u "origen") Sistema montañoso edificado sobre una porción inestable de la corteza terrestre que ha sufrido un importante acortamiento y presenta pliegues y mantos de corrimiento. Este término no se aplica a ningún relieve: los relieves volcánicos, las cadenas intracratónicas no son orógenos.